Todo sobre acero quirúrgico

 ¿Qué tan bueno es el acero quirúrgico en joyas?

La joyería de acero inoxidable es muy popular. Tanto los pendientes, colgantes y anillos hechos de acero se ven muy bien, son duraderos y resistentes a la corrosión. Esto hace que las joyas de acero inoxidable quirúrgico sean perfectas para el uso diario: son resistentes a la corrosión, a los efectos nocivos del calor y la radiación solar, así como a los arañazos, abolladuras y otros daños relacionados con el uso diario. En cuanto al diseño, el acero quirúrgico es incomparable con la plata y el oro, al poder diseñar piezas originales y exclusivas que combinan con facilidad diferentes colores de este acero: plateado, dorado y negro, entre otras posibilidades.

¿Qué es acero quirúrgico en joyería?

En joyería se utiliza una variedad de acero quirúrgico 316L. Visualmente, no se diferencia de otros materiales populares para la producción de joyas, como la plata o el oro. Sin embargo, se caracteriza por un grado de dureza mucho mayor. El acero 316L, también conocido como de joyería o acero quirúrgico, es una aleación de hierro y elementos como cromo, molibdeno, manganeso y otros. Es la adición de cromo y molibdeno lo que hace que las joyas sean resistentes al daño y la destrucción. Además, el cromo crea una capa pasiva compuesta de óxidos de cromo, que protege el metal contra los factores desfavorables y la humedad. Es importante destacar que este tipo de acero es seguro para pieles sensibles, lo que garantiza que incluso las personas con alergias puedan usarlo.

¿Qué es mejor, acero quirúrgico o acero inoxidable en joyas?

El acero inoxidable, gracias al contenido de cromo, no cambia de color y no se ennegrece, como por ejemplo la plata. Las joyas de acero inoxidable tampoco se oxidan y permanecen brillantes todo el tiempo. Tranquilizamos a todos aquellos que están preocupados de que los pendientes, anillos u otros elementos de joyería hechos de acero quirúrgico no se oxidan con el tiempo. Sin embargo, las joyas de acero quirúrgico serán la opción más segura y, gracias a que son 100% hipoalergénicas, también serán perfectas para las personas con piel sensible. Otra ventaja es su versatilidad, que se caracteriza por un grado de dureza mucho mayor. Como resultado, los productos de joyería de acero quirúrgico son más resistentes al daño. El acero quirúrgico por supuesto no se decolora, no se oxida, no interactúa con los perfumes ni con cosméticos y no es magnético.

¿Cuál es mejor acero en joyas?

Las joyas hechas de acero quirúrgico 316L son más duras y resistentes a todo tipo de daños. Tan poco le afectan los perfumes, cremas y cosméticos aplicados en la piel. El acero quirúrgico 316L es la mejor aleación para la fabricación de joyas, por su propiedades hipoalergénicas.  La disponibilidad y la popularidad de acero quirúrgico está aumentando. Cada vez más hay nuevos colgantes, pendientes, pulseras y anillos. Tanto más que el acero quirúrgico  también aparece en color dorado y negro, sin mencionar su versatilidad, comodidad de uso y su precio muy competitivo comparando con las joyas de oro o plata.

¿Qué diferencia hay entre acero quirúrgico y acero inoxidable?

El acero inoxidable es un material característico utilizado en todo el mundo. Es una aleación de hierro forjado y carbono, que en el proceso de producción se enriquece con diversas mezclas que afectan sus cualidades y parámetros técnicos. La definición de acero quirúrgico se entiende comúnmente como “acero inoxidable”, pero debe tenerse en cuenta que este término solo se refiere a grados de acero que solo se funden en el proceso de producción utilizando métodos caracterizados por un alto grado de pureza. El acero se caracteriza por una baja concentración de carbono y contiene 18 % de cromo. Es resistente a la corrosión por la mayoría de los ácidos oxidantes y cumple con los requisitos de funcionamiento en un entorno de agua potable. Esto significa que, en condiciones normales, no se corroe, por lo que puede usarse para aplicaciones de alimentos o menaje de cocina.

El acero quirúrgico 316L es un tipo de acero inoxidable muy utilizado que, a diferencia del acero inoxidable más común, el 304, contiene de 2 a 3 % de molibdeno. Es un elemento que aumenta significativamente la resistencia a la corrosión en condiciones químicas desfavorables, por ejemplo, en presencia de cloruros, ácidos y disolventes. También se caracteriza por una mayor resistencia a la fluencia a temperaturas elevadas. Ambos tipos son aceros inoxidables austeníticos: con la diferencia de que el 316L no provoca alergias y tiene una mayor resistencia a la corrosión, por lo que permite un funcionamiento a largo plazo y sin fallos incluso en las condiciones más extremas.

¿Qué beneficios tiene el acero quirúrgico?

Ventajas de las joyas de acero quirúrgico:

El hecho de que las joyas de acero quirúrgico no ennegrezcan es solo una de las muchas ventajas que tienen los accesorios elaborados con el material descrito, ¿qué otras ventajas podemos mencionar aquí?

  • Resistencia al daño: las joyas hechas de acero quirúrgico son resistentes al daño, principalmente a los rasguños y abrasiones.
  • Resistencia a las condiciones climáticas – el acero quirúrgico es resistente a las condiciones climáticas, al calor, a los rayos UV y a la humedad.
  • Alta estética: las joyas hechas del material descrito se distinguen por su estética y se ven geniales durante mucho tiempo.
  • Resistencia a la corrosión – el acero inoxidable es resistente a la corrosión.
  • Asequibilidad: las joyas hechas de acero quirúrgico son más baratas en comparación con las joyas hechas de oro o plata.
  • No alérgico: las personas alérgicas pueden usar joyas de acero quirúrgico.
  • Limpieza muy sencilla: las joyas de acero quirúrgico son muy fácil de cuidar.

¿Qué es mejor, el titanio o el acero quirúrgico?

El titanio tiene una densidad baja y es un 43 % más ligero que el acero quirúrgico. Su desventaja es que bajo alta presión su superficie puede rayarse y puede reaccionar con varios químicos, en cuyo caso puede cambiar su color. El acero quirúrgico es uno de los materiales más populares, principalmente debido al bajo costo del material y la fácil adaptación al cuerpo. Tiene una superficie más brillante y se puede esterilizar sin perder el color. El titanio es más ligero pero más blando que el acero quirúrgico y, por lo general, es más propenso a rayarse.

¿Cómo saber si los aretes son de acero quirúrgico?

Los aretes de acero quirúrgico siempre estarán brillantes como nuevos, ya que están hechos de un material duro y estable, resistente a daños, arañazos y pérdida de color. A diferencia de otros metales el acero quirúrgico es hipoalergénico, lo que significa que no provoca ninguna reacción alérgica, especialmente en personas alérgicas a la plata u otros metales. Los pendientes de acero quirúrgico se caracterizan por un grado de dureza mucho mayor. Como resultado, todos los productos de joyería de acero quirúrgico son más resistentes al daño. El acero quirúrgico no se decolora y no se oxida.

¿Qué diferencia hay entre acero quirúrgico y la plata?

El acero quirúrgico es mucho más duradero que la plata o la plata paladio, por lo que las joyas hechas de acero quirúrgico también serán más resistentes a posibles rayones. No se oxida, no se corroe y no cambia de color durante el uso, para deleite de los usuarios.  La plata requiere cuidados y limpieza, y muchas veces el uso de toallitas especiales empapadas en líquido. En términos de utilidad, las joyas hechas de acero quirúrgico no son demasiado exigentes. A diferencia de los adornos tradicionales hechos de plata, el acero quirúrgico no requiere ningún mantenimiento especial, limpieza o cuidado diario. El acero no se deslustra, la plata sí. Para muchos bolsillos, la característica principal podría ser su precio. Por lo general, las joyas de acero quirúrgico son mucho más económicas que las de plata. La característica más notable es la dureza mucho mayor del acero quirúrgico que otros metales, lo que lo hace resistente al rayado y la abrasión. Tampoco es susceptible de cambiar de color bajo la influencia de la radiación UV, tiene su propio filtro que lo protege contra los rayos ultravioleta. Su superficie no está sujeta a la corrosión, no se oxida y no reacciona con los elementos del aire. La estructura de la superficie del propio acero quirúrgico puede ser doble, según el efecto que queramos conseguir: se puede pulir como un espejo o matearlo para que refleje la menor cantidad de luz posible.

¿Cómo diferenciar entre la plata y acero quirúrgico?

Los aceros de baja calidad son fácilmente atraídos por el imán. Entonces, si un imán atrae fácilmente sus joyas, será una señal de que ha comprado un producto que definitivamente no está hecho ni de plata ni de acero quirúrgico de alta calidad.  Para diferenciar el acero quirúrgico de la plata ten en cuenta de que el acero quirúrgico es más duro que la plata, por lo que las joyas hechas con este tipo de acero son más resistentes a los rayones y deformaciones. El acero quirúrgico no cambia de color con el uso, no se corroe, no se oxida y no se deslustra.

¿Cómo saber si una cadena es de plata o de acero quirúrgico?

La cadena de acero quirúrgico siempre estará brillante como si fuera recién adquirida, ya que está hecha de un material duro y estable, que resiste a toda clase de daños, arañazos, deformaciones y pérdida de color. Nunca va a provocar ninguna clase de alergia cutánea, ya que en su composición contiene metales neutrales para la piel. La cadena de acero quirúrgico nunca se va a ennegrecer y no necesita ningún tipo de cuidado de limpieza especial para mantenerla siempre brillante.

¿Cómo saber si un material es de plata?

Un método casero de uso frecuente para probar la autenticidad de la plata es la prueba de la tarjeta blanca. Un rastro oscuro que queda después de arrastrar el objeto sobre una hoja de papel limpia puede sugerir que no es plata. Otra forma aún más fácil de distinguir la plata real de las falsificaciones es la prueba del imán. El imán no reaccionará de ninguna manera con el metal del producto de plata. Así, si tu producto ha sido atraído por un imán, no es de plata 925.

¿Cómo saber si un material es de acero quirúrgico?

Es un material duro y estable que es resistente a deformaciones, arañazos y pérdida de color. A diferencia de otros metales, el acero quirúrgico es hipoalergénico, lo que significa que no provoca una reacción alérgica, especialmente en personas alérgicas a la plata.

La gran ventaja de las joyas de acero quirúrgico es el parecido con las joyas de oro y plata, a la vez que los precios son más económicos. El acero quirúrgico es extremadamente seguro para la piel, no causa una reacción alérgica adversa. Además, brinda grandes oportunidades para la producción de varios tipos de adornos, formas, formas que, como resultado, no pierden rápidamente su calidad, no se decoloran, se vuelven opacas y no se dañan. El acero quirúrgico se puede enchapar (p. ej., cubrir con una fina capa de oro en un proceso fisicoquímico).

Acero quirúrgico, ¿Qué es en realidad?

Acero quirúrgico (acero para joyería): este es un tipo de acero que se utiliza en medicina para la producción de instrumentos quirúrgicos, pero también en situaciones no médicas, por ejemplo, para diversos pierscings del cuerpo, las agujas de tatuaje o el metal sólido utilizado para hacer joyas. Se utiliza principalmente para la producción de colgantes, aretes, collares, anillos, muñequeras, pulseras, relojes y otros adornos similares. El acero inoxidable es un material que no tiene complicaciones en el procesamiento y no requiere habilidades especiales. Puede obtener muchas formas originales y estéticas diferentes de él. El acero quirúrgico se puede dividir en cuatro categorías en general.

⦁ Acero serie 200 – consiste en cromo, manganeso y níquel

⦁ Serie 300 de acero – consta de cromo y escaso contenido de níquel. Esta es la serie que es más resistente a la corrosión (el proceso de deterioro gradual de los materiales que se produce entre su superficie y el entorno circundante)

⦁ Serie de acero 400 – consiste en cromo

⦁ Acero serie 500 – contiene bajo nivel de cromo

El acero 316 L es un subtipo del acero de la serie 300 mencionado anteriormente. Este tipo de acero se utiliza para fabricar elementos como elementos ortopédicos y protésicos, agujas quirúrgicas, electrodos de marcapasos. El acero 316 L se utiliza para fabricar elementos que se utilizan en agujas para perforaciones, joyería y tatuajes. El acero se compone de: hierro, cromo: 16,5-18 %, níquel: 10-13 %, molibdeno, silicio, carbono, fósforo, azufre, nitrógeno, menos del 0,05 % cada uno. Lo que es extremadamente importante en el caso del acero quirúrgico es el hecho de que a pesar de la presencia de níquel, que podría causar alergias, no es común que se produzca debido a su alta resistencia química. Vale la pena saber que la cantidad de níquel que ingresa al cuerpo desde los aretes de acero quirúrgico 316L es extremadamente escaso: de 0,01 µg/cm²/semana.

Ventajas del acero quirúrgico 316L como material para la elaboración de joyas.

⦁ Alta resistencia al daño: las joyas hechas de acero 316L son resistentes a cualquier defecto: rasguños, abrasiones, grietas, a diferencia de otros metales, como la plata

⦁ Dureza: es tan dura que es imposible romperla o dañarla

⦁ Resistencia a la corrosión: las joyas de acero 316L son resistentes a la corrosión y la oxidación

⦁ Estabilidad del color: los adornos de acero tienen su propia protección UV, lo que evita los cambios de color afectados por la luz

⦁ Superficie variada: la superficie de los elementos de joyería hechos de acero 316L puede ser brillante, mate o pulida.